Fidel Portillo

Desarrollador Web 

Fidel Portillo Cruces

Sevilla, España

+34 670 878 726

fidel@fidelportillo.com

Visita mi Linkedin

Una vida más hallá de WordPress.

¿Estás harto de los problemas de WordPress y quieres explorar otros horizontes digitales? ¡Bienvenido al fascinante mundo de los CMS (Content Management Systems) más allá de WordPress, donde la diversión nunca termina y las posibilidades son tan infinitas como las caras de tu abuela tratando de entender TikTok!

Este será el primer artículo de una serie en la que hablaremos más detenidamente sobre diferentes gestores de contenido y soluciones alternativas a WordPress para administrar tu sitio web.

Desde la audiencia, escucho a un seguidor decir: «Pero, ¿estás escribiendo esto desde un sistema en WordPress? Además, te promocionas como un experto en WordPress. Explícame qué es lo que has tomado hoy, que también quiero».

Sí, WordPress es el sistema que suelo elegir para la mayoría de mis proyectos. El motivo es simple: para mí, es el más fácil de escalar. Si eres de las personas que hoy quieren un blog, mañana un comercio electrónico, pasado un sistema de aprendizaje en línea, y el domingo algo completamente diferente, será la mejor opción. Pero no todos son así.

WordPress necesita cuidarlo todas las noches, brindarle cariño y mantenerlo adecuadamente. Y no todo el mundo está dispuesto a hacerlo.

Si no estás dispuesto a mantenerlo correctamente, siguiendo, por ejemplo, mis consejos de las entradas anteriores, olvídate de WordPress. De hecho, te diría que olvides cualquier CMS. Pero WordPress es como Windows: es el sistema más instalado y, por lo tanto, el más vulnerable a ataques.

Existen muchas opciones alternativas a WordPress, y las discutiremos más detalladamente en futuros artículos. Algunas de esas opciones incluyen:

Primero, hablaremos de Joomla. ¿Recuerdas esos rompecabezas de mil piezas que dejaste en el sótano y nunca terminaste? Bueno, Joomla es como intentar armar uno de esos mientras te persigue un enjambre de abejas enfadadas. Es potente, sí, pero prepárate para sudar y maldecir como un marinero tratando de entender sus configuraciones y formas de trabajar.

Luego está Drupal, el ‘CMS de los valientes’. Si estás dispuesto a sumergirte en un océano de acrónimos y jerga técnica más densa que el estofado de tu abuela, entonces Drupal es tu nueva montaña rusa emocional. Pero recuerda, cada vez que dominas una nueva función, un desarrollador de Drupal obtiene sus alas.

Y no podemos olvidarnos de editores de sitio supersencillos como Sitejet Builder, WIX o Odoo Website, los CMS’s preferidos por aquellos que no pueden distinguir entre HTML y un emoji de unicornio. Es como construir una casa con bloques de LEGO, solo que los bloques se mueven mientras intentas encajarlos, no te permiten hacer todas las construcciones que quieres y, de repente, ¡sorpresa!, ¡tu techo se convierte en un tobogán acuático!

Hay muchos más, y además podemos programar nuestra web directamente «picando código» como un poseso, este mundo esta abierto a todo tipo de animales pensantes o no.

Poco a poco los iremos revisando a ver si encontramos la próxima piedra filosofal para el desarrollo Web.

En resumen, explorar otros CMS puede ser como aventurarse en una selva desconocida con un mapa dibujado por un niño de cinco años.

¡Pero quién sabe! Tal vez descubras un tesoro oculto o, al menos, una experiencia digna de contar en tu próximo video viral en TikTok. 

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?